Un municipio al servicio de las personas

La lógica de las ciudades no es otra sino las personas que la forman. Juntos, sin excepción en nuestro recorrido vital, sintiendo las oportunidades del crecimiento del empleo, pero también alejando el fantasma de la exclusión social, y tendiendo la mano a la convivencia intergeneracional.

  • Incremento del gasto social: más de 17.000 familias han recibido ayuda.
  • Medidas antidesahucios: más de 200 casos de exclusión evitados.
  • Programas integradores: Distrito Joven, con más de 4.000 inscritos, y Madurez Activa.
  • Más de 2.5000 niños y niñas participan en las actividades extraescolares.
  • Más de 500 actuaciones de mejora de la accesibilidad y accesibilidad universal en las instalaciones municipales.

Concibo un Ayuntamiento que esté al servicio de las personas: niños, jóvenes, mayores, deportistas, profesionales, trabajadores y las entidades ciudadanas. Por ello no dejamos de generar oportunidades para que nuestros vecinos y vecinas consoliden su vida profesional y personal. Y si pasan por un bache, deben saber que cuentan con el apoyo municipal a través del sistema de protección social. Un mecanismo preparado e implementado en estos años para ayudar a los que no tienen nada; o a los que no le da el dinero para sus cubrir sus necesidades básicas: recibos de luz, agua o alquiler.

Hemos puesto en marcha la adquisición a entidades bancarias de viviendas desocupadas o inacabadas para ponerlas en régimen de alquiler social.

Somos pioneros en España de dos medidas sociales: un Protocolo Antidesahucios, que ha evitado hasta 200 casos, y la Oficina de Intermediación Hipotecaria.

Se ha promovido 44 nuevas viviendas de protección oficial con fondos municipales, además de la reposición de 115 viviendas en el Barrio de La Candelaria.

Se ha invertido en los espacios privados a través del programa de rehabilitación de viviendas, que ha permitido arreglar 1.420 hogares, además de prever otros 1.081 en los próximos tres años. Así, 2.500 familias dispondrán de un hogar nuevo para vivir más dignamente.