Barrios más vivos

Uno de los ejes estratégicos de mi gestión, por no decir el más importante, tiene que ver con su atención y desarrollo, con una idea básica: incrementar la calidad de vida de los vecinos.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó esta semana el proyecto técnico para la remodelación del parque Las Indias, en el que está prevista una inversión municipal de 2,5 millones de euros. Un presupuesto de envergadura, en sintonía con la propia dimensión de este espacio de ocio y esparcimiento enclavado en La Salud que, sin embargo, consideramos que se encuentra infrautilizado.

Nuestro objetivo, por tanto, es actuar en todos sus elementos para revitalizarlo y que se convierta, esta vez sí, en un punto de reunión y recreo para todo el barrio y para toda la familia.

Desde esa perspectiva, se entiende a la perfección que el proyecto establezca un uso diferenciado para cada uno de los niveles –terrazas técnicamente– que conforman el Parque, de modo que los vecinos puedan encontrar respuestas a sus necesidades a la hora de utilizarlo.

Tengo que recordar que ya hemos rehabilitado el área acotada como “parque canino” y que ahora afrontaremos la remodelación del resto. Se trata de una estupenda propuesta para La Salud, que se suma a otros muchos proyectos que hemos ejecutado o se encuentran en fase de desarrollo.

Uno de los ejes estratégicos de mi gestión al frente del Ayuntamiento –por no decir el más importante– tiene que ver con la atención y desarrollo de los barrios del municipio, de todos los barrios de los cinco distritos municipales. Y con una idea básica: incrementar la calidad de vida de los vecinos en sus entornos más inmediatos.

En el caso concreto de La Salud, hemos realizado importantes inversiones en los últimos años que han contribuido a ese objetivo que acabo de mencionar. Una de ellas ha sido la obra de drenaje de aguas pluviales de la Avenida de Venezuela, que ha permitido acabar con las inundaciones que se repetían en caso de lluvias, pero también hemos actuado en materia de vivienda, con la rehabilitación de 266 inmuebles, o hemos reformado el pabellón de deportes o ampliado el parque infantil aledaño a la Casa Mascareño, por citar algunos ejemplos.

En el caso del referido inmueble, se trata de una casa histórica para la que ya tenemos también redactado el proyecto de rehabilitación, por un millón de euros, y que permitirá la recuperación de una joya de la arquitectura canaria, destinada a Casa de la Juventud.

Son solo algunos ejemplos de una intensa y fructífera gestión en La Salud, pero equiparable al esfuerzo que se ha realizado y que seguiremos realizando en el resto de nuestros barrios.

Pero la inversión económica no es la única vara para medir la atención que presta el Ayuntamiento a una determinada zona: hay proyectos de otro tipo, como aquellos relacionados con la dinamización social, que en el caso de La Salud también han sido numerosos.

Entre ellos, el incremento de las actividades en las asociaciones vecinales o encuentros como el Día de la juventud, celebrado ayer mismo y que, por cierto, nos llena de optimismo de cara al futuro y no da la imagen real de un barrio vivo, dinámico y entusiasta.